Este 2020 nos ha hecho a todos un poco expertos en la autogestión de las dificultades y los desafíos. A medias queriéndolo, a medias obligados por las circunstancias.

Precisamente, la semana pasada os contábamos el fantástico proyecto de la comunidad energética local de Crevillent, y compartíamos con vosotros cómo los crevillentinos pusieron manos a la obra para mejorar su comunidad y sus vidas diarias.

Hoy queremos daros también una idea que os va a interesar.

 

La realidad del autoconsumo con paneles solares

Os lo decimos a menudo: la transición hacia una economía más sostenible, más verde, con energía limpia y renovable ya es una realidad.

Para continuar avanzando y alcanzar los objetivos que nos hemos propuesto, cada uno de nosotros tiene voz y voto.

¿Recordáis cómo os contábamos aquí que las comunidades energéticas locales están diseñadas para que los ciudadanos nos impliquemos y participamos? Pues eso: la gestión de la energía ya no es algo ajeno. Y tampoco lo es la producción de energía.

La transición energética hacia un modelo más sostenible es uno de los puntos clave del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia de la Unión Europea. Y nuestro país tiene una ventaja estratégica: el sol.

Según los datos del INE, algunas provincias como Huelva, Murcia, Sevilla o Salamanca tienen nada menos que entre 3.300 y 3.500 horas de sol al año. Y no es que el resto de España no tenga mucho sol, pero hay sitios que se llevan la palma.

Este regalo, prácticamente inagotable, se ha transformado en un recurso gracias a la tecnología fotovoltaica, que a través de paneles solares convierte la luz solar en electricidad. Una tecnología cada vez más asequible, ya que la fotovoltaica es una de las energías renovables que más se ha abaratado, nada menos que un 80% en los últimos 5 años.

Ventajas de instalar paneles fotovoltaicos en casa

Vamos, que no es necesario mudarse a Andalucía para aprovechar la energía solar, ya que los paneles pueden instalarse en cualquier zona al combinarse con baterías para acumular energía.

Y cuando decimos que esto ya es una realidad, nos basamos en datos. Esta semana pre-navideña, por ejemplo, hubo días en que la solar fotovoltaica supuso el 3,2 % de la generación eléctrica total en España. Y eso que estamos ya al filo del invierno… Pero hay más. En los últimos cinco años, la producción de electricidad con energía solar fotovoltaica casi se duplicó.

Sí, habéis leído bien, casi se duplicó, pasando de 7.977 GWh en 2016 a 14.873 GWh este año, lo cual significa que la fotovoltaica es la energía renovable de mayor crecimiento en España:

Evolución de la producción eléctrica basada en energía solar fotovoltaica 2016-2020 – Fuente: Red Eléctrica de España

 

Es un avance extraordinario, pero todavía se puede hacer más.

Y tú puedes hacer más.

¿Cómo? Eligiendo consumir energía que provenga del sol, a través de un proveedor de electricidad generada con fuentes renovables fotovoltaicas, o, mejor aún, a través del autoconsumo.

 

El autoconsumo en la forma de paneles solares

Sobre autoconsumo energético podéis saber todo lo necesario con la «Guía profesional de tramitación del autoconsumo» y la “Guía simplificada de autoconsumo en cinco pasos” del IDAE, elaboradas para facilitar la tramitación y puesta en marcha del autoconsumo energético.

Lo tenéis resumido en este vídeo:

 

Ahora bien, instalar paneles solares es una de las opciones más escogidas para el autoconsumo, y cada vez más común. Y es que no solo ha descendido notablemente el coste, sino que también podemos ahorrar y al mismo tiempo cuidar el planeta. Además, los paneles solares:

  • Tienen una instalación sencilla y modular.
  • Reducen de forma considerable la factura de la electricidad, a la vez que limitan la dependencia de los cambios en las tarifas eléctricas.
  • Utilizan energía 100% renovable y libre de contaminación.
  • Necesitan poco mantenimiento: la tecnología actual es muy sencilla y no requiere de un mantenimiento continuo, además de permitir el seguimiento a través de sistemas de control remoto.
  • Tienen beneficios fiscales. Algunos ayuntamientos ofrecen bonificaciones en el pago del IBI.

 

Ya veo que os lo estáis pensando, con tantas ventajas como tienen los paneles solares.

Antes de decidiros, lo primero que tenéis que considerar es la ubicación, la orientación y la situación geográfica de vuestras casas. Es importante saber si tenemos espacio para instalar los paneles, y estudiar cuál es la mejor zona de la vivienda. Generalmente, los paneles se instalan en los tejados orientados al SUR, por la buena incidencia de los rayos solares, pero cada caso es diferente.

Además, tenéis que estimar la inversión y los materiales. Y recordad que, aunque instalar paneles solares en casa es relativamente sencillo (os llevará unos 3/4 días), hay unos plazos de licencias y trámites que es bueno tener en cuenta. Adicionalmente, debéis contar con una empresa instaladora que cuente con profesionales especialistas debidamente acreditados, ya que será necesario legalizar la instalación en vuestra Comunidad Autónoma.

Para aquellos de vosotros que os gusta saberlo todo (y, todo hay que decirlo, el tema renovables es fascinante), podéis consultar el Real Decreto 244/2019.

Este Real Decreto regula las condiciones administrativas, técnicas y económicas del autoconsumo en España, e incluye detalles sobre las posibilidades de la electricidad que producen los ciudadanos (sí: la podéis verter a la red), o cómo compartir una instalación renovable en, por ejemplo, la comunidad de vecinos de un bloque de pisos, los comercios de un centro comercial, las empresas de un polígono industrial, un hospital…

Como veis, las posibilidades del autoconsumo son muy variadas. Y están al alcance de tu mano. No solamente se ha simplificado la tecnología, sino que se ha abaratado increíblemente. Y la regulación se ha adaptado a las necesidades de los ciudadanos.

¿Os lo seguís pensando? Ya nos contáis.

¡Hasta la próxima semana!