Soy de las que piensa que de toda situación y momento se puede sacar algo positivo. Hoy, por ejemplo, cuando bajaba la basura a los contenedores de reciclaje se me ha venido esta idea a la cabeza. Mi afán por el reciclaje viene de mucho tiempo atrás, pero ahora más que nunca creo que está acción está teniendo y debe tener todo el protagonismo que se merece.

Desde hace ya algo más de un mes la mayoría de la  población pasa las 24 horas del día en casa: trabajamos en casa, hacemos deporte en casa, intentamos entretenernos en casa, casa, casa… Tenemos tiempo para todo y también para separar de forma correcta los residuos que generamos.

¿Y si esta situación  nos sirve para concienciarnos aún más de la importancia del reciclaje en nuestros hogares? Es un buen  momento de pararnos a pensar o mejor dicho a “reciclar” con más tranquilidad. Para empezar, podemos  prestar atención a los más pequeños y convertir el reciclaje en un pequeño reto, en un juego importante cuyas consecuencias son beneficiosas para todos, para la familia y, por supuesto, para el planeta.

¿Hacemos un repaso para reciclar correctamente?

Imagina el poder que tenemos en nuestras manos… Por ejemplo ¿sabías que reciclando 8 cajas de los cereales que tomas cada mañana puede dar vida a un libro? ¿Increíble verdad? Nuestras acciones pueden marcar la diferencia, día a día.

Separación contenedores reciclaje
Fuente: Ecoembes

Estos días, no utilices como excusa bajar la basura. Cuando tengas varias bolsas separadas para su reciclaje aprovecha el viaje y baja todo lo que puedas. Seamos sensatos.

Algún error común a la hora de reciclar…

Contenedor amarillo

  • No debes introducir en él: biberones, juguetes de plástico, utensilios de cocina…

Contenedor azul

  • No debes introducir en él: las servilletas de cocina, pañuelos usados o papeles sucios, deben ir con los desechos orgánicos. Y recuerda, los envases brick siempre al contenedor amarillo.

Contenedor verde

  • No debes introducir en él: bombillas (deben ir al punto limpio), espejos, ceniceros, vasos o vajillas y objetos de cerámica.

Y recuerda siempre… El mejor residuo es el que no se genera.

Y… ¿Cómo separo los residuos si hay una persona contagiada o en cuarentena en casa?

En cualquier caso, cuando hablamos de cómo tratar los residuos  en una casa donde haya alguien enfermo de COVID 19, no cabe hablar de reciclaje, sino de seguir estrictamente las  pautas que ha marcado el Ministerio de Sanidad. Os recuerdo que el Gobierno publicó ya el 22 de marzo en el BOE, una serie de instrucciones sobre cómo gestionar los residuos que se generan en los hogares cuando existe o no un contagiado por COVID-19.

Las recomendaciones más destacadas a llevar a cabo si en casa hay una persona con Coronavirus son sencillas, pero el proceso debe hacerse de forma pausada y con cuidado para no contaminarnos ni hacerlo en el exterior o resto de la casa.

Paso a paso

  1. Dentro de la habitación del paciente, debe colocarse un cubo de basura con tapa y pedal (preferiblemente).
  2. Las bolsas a utilizar deben tener un cierre hermético y no se hará separación de residuos.
  3. Cuando se cierre la bolsa, con cuidado y de forma correcta, esta se debe introducir en una segunda bolsa donde se tirarán los guantes y mascarillas utilizadas por el cuidador. Antes de salir de la habitación es necesario cerciorarse de que la bolsa esté correctamente cerrada.
  4. Es importante realizar bien estos pasos y comprobar sobre todo el cierre final, por nuestra salud y también por la de los trabajadores de recogida de basuras.
  5. ¿Dónde se destinan finalmente este tipo de residuos? Se dirigen directamente a su eliminación en un vertedero controlado o incineradora.

¡MUY IMPORTANTE! Este tipo de residuos generados con material contaminado nunca deben ser depositados en contenedores de reciclaje (orgánica, envases, papel, vidrio o textil) y por supuesto no pueden ser abandonaos en la vía pública.

 

«La naturaleza es tan perfecta que genera estas situaciones para darnos cuenta de lo vulnerables que somos. El planeta nos está dando una oportunidad para modificar nuestras formas de consumo.» – Soledad Mella, líder del Movimiento Nacional de Recicladores de Chile.