Estamos viviendo un momento delicado, un tiempo para ser solidarios, responsables y aguantar el tirón de vivir en el refugio de nuestras casas hasta que las autoridades sanitarias lo estimen.  Siempre me ha gustado el significado de ese dicho: «hacer de la necesidad una virtud», por eso pienso que es el momento perfecto para hacer todo lo que teníamos pendiente en casa. Para todo lo que nunca tenemos tiempo.

Como por ejemplo revisar los equipos que consumen energía en nuestro hogar, así que…. ¿Qué os parece si aprovechamos este período para comprobar lo eficientes que somos con la energía del hogar?

Repaso al estado energético de la casa

Durante estas semanas estaremos en casa utilizando muchos o la gran mayoría de los aparatos eléctricos que tenemos. Pondremos más la calefacción, (si la primavera se presenta fresca) utilizaremos más agua caliente o encenderemos las luces más de lo habitual.

Hay cuestiones excepcionales que serán temporales, como la de usar la lavadora en programas calientes o ventilar durante largo rato aunque se escape la temperatura. Y es que debemos seguir los requisitos recomendados para aumentar la higiene al máximo, pero no debéis preocuparos, porque sigue habiendo pautas que podemos mantener para ahorrar respecto a la energía que utilicemos. ¡Tomad nota!

La luz y la calefacción, ¿cómo podemos hacer un uso más eficiente?

Es uno de los factores que más preocupa a los usuarios, por su alto consumo. Pero con algunos cambios y hábitos en su uso también podemos hacer que sean verdaderamente eficientes.

La calefacción

La calefacción es el foco de mayor consumo eléctrico dentro del hogar, seguido del agua caliente o la cocina. Al ser una energía fundamental en casa, puede parecer tarea imposible hacer un uso más eficiente pero no es así. Lejos de esta realidad, os contaré algunos detalles que pueden ser muy útiles.

El primero de todos y el factor más importante es mantener una temperatura estable en el hogar, unos 21º C son más que suficientes. Partiendo de esta premisa, y para estos días en los que estaremos en casa, sería estupendo que le echarais un vistazo al estado de los radiadores, purgarlos, evitar que los objetos obstaculicen la salida de calor… Y si además contáis con termostatos sois unos afortunados, ya que estos reguladores son perfectos para controlar el calor que expulsa la calefacción y mantenerlo siempre estable.

El consumo de luz

El consumo de luz es cierto que puede dispararse estas fechas, pero ¿y sí somos más conscientes que nunca utilizándola?

Hacer uso de la luz natural, no dejar luces encendidas sin necesidad o recolar lámparas en los espacios que sean verdaderamente útiles, pueden ayudarnos a ahorrar  mucho en la factura del mes y son pequeños hábitos que cogeremos estas semanas y nos servirán poco a poco en nuestra vida diaria.

El gasto de agua caliente

El consumo de agua caliente sanitaria, es el segundo factor que más consume energía de la casa después de la calefacción: llegando al 25% del consumo energético total de la vivienda.

Los sistemas de acumulación (por ejemplo caldera o bomba de calor) son los más eficientes y es que el agua en vez de ser calentada cada vez que va a utilizarse es almacenada en el tanque para su posterior uso.

Para estos días os propongo una nueva tarea. Podéis aprovechar el tiempo para revisar que los depósitos y las tuberías estén convenientemente aislados y no tengan fugas. Y os doy un último dato, cada vez que os duchéis (la ducha consume 4 veces menos energía y agua que el baño) hacedlo a una temperatura de entre 30 y 35ª C, suficientes para sentirse cómodos.

Ahorro en electrodomésticos

Ordenadores

Si estas semanas teletrabajáis, utilizaréis el ordenador mucho más de lo habitual. Y no debéis preocuparos, existen muchos trucos para ahorrar energía que podéis llevar a cabo todos los días. Por ejemplo:

Si tenéis un ordenador portátil para trabajar, ¡estupendo! Los portátiles consumen mucho menos que los ordenadores de mesa. ¿Sabes por qué? Su diseño influye en el consumo energético y es que la duración de la batería es determinante, como necesita que dure al menos unas dos horas, los dispositivos que incluye son los más eficientes: pantallas de LCD, adaptadores y discos duros y UCP… sirven para gestionar el consumo.

Televisión

Sí, lo sé, el televisor será nuestro gran amigo, apoyo y consuelo estos días, pero acordaros de  apagarlo completamente, con ello me refiero a no dejarlo en “stand by” o modo espera. Sí, seguro que muchos os lo estáis preguntando y es que esa pequeña lucecita roja que algunos dejaréis encendida por la noche también consume energía.

Mi recomendación y lo más fácil es, si tienes una regleta a mano, conecta todos los equipos (televisor, TDT, DVD, consolas…) y así se apagarán a la vez. ¿Fácil no? Este gesto tan sencillo puede hacernos ahorrar hasta más de 40€ al año.

Electrodomésticos de cocina

Aunque los aparatos como batidoras, cafeteras… son electrodomésticos que tienen potencias bajas, los que producen calor como las planchas, las freidoras… tienen una potencia mucho mayor, lo que implica un mayor consumo.

Para este tipo de electrodomésticos, el consejo es utilizarlos al máximo cada vez que se enciendan. Si quieres conocer cuánta potencia utilizan algunos aparatos de la cocina, por aquí os dejo interesante datos de la Guía de la Energía de IDAE.

Y ¿si nos tomamos este momento como un aprendizaje? Seguro que después de estas semanas adquirimos muchos hábitos en el hogar que antes no nos tomábamos en serio. Y si aún te han quedado dudas o quieres aprender más formas de ahorro, en IDAE encontrarás todo una serie de cursos online para ahorrar en el hogar. ¡Echa un vistazo!