¡Hola de nuevo lectores!

Seguimos hoy con el Plan Renove de Hosteleria. Brevemente, el Plan consta de 6 líneas de actuación:

  1. Edificio: rehabilitación energética de la envolvente.
  2. Climatización y agua caliente sanitaria (ACS): mejora de la eficiencia de las instalaciones de climatización, ventilación y ACS.
  3. Iluminación y alumbrado: mejora de la eficiencia energética de las instalaciones de iluminación y renovación de las instalaciones de alumbrado, iluminación y señalización exterior.
  4. Conservación y congelación: renovación de generadores de frío y cámaras frigoríficas.
  5. Aparellaje eléctrico y domótico: mejora de la eficiencia energética en instalaciones eléctricas, e implantación de sistemas inteligentes de gestión.
  6. Equipamiento hostelero: renovación del equipamiento hostelero y de los muebles frigoríficos de conservación y congelación.

A través de esta línea también se financian los costes de las actuaciones preparatorias necesarias para presentar la solicitud, como el proyecto, las memorias técnicas, el certificado auditor energético, etcétera.

Lo mejor, con lo mejor, para el mejor.

Un buen hostelero siempre busca lo mejor para lo mejor que tiene, sus clientes. Gracias a la mejora de la eficiencia energética de su local, los negocios consiguen ahorrar energía y ser más sostenibles. Los clientes son muy sensibles a estos cambios y los valoran cada vez más. En definitiva, la eficiencia energética, mejora la experiencia de tu cliente, y mejora tu negocio. Asimismo, la hostelería es una parte importante de las ciudades y si se invierte en ella, mejoramos las ciudades y la calidad de vida de todos.

Los pequeños gestos en un sector tan importante como el de la hostelería pueden lograr grandes avances. Las medidas son muy diversas, y todas ellas se encuentran dentro del Plan Renove: cambiar a bombillas mucho más eficientes (consumen hasta un 90% menos que las incandescentes); mejorar el aislamiento del local, que puede lograr ahorros de energía de hasta el 30%; cambiar a electrodomésticos de alta eficiencia energética que pueden suponer ahorros de hasta el 60% frente a los más derrochadores o los sistemas domóticos inteligentes que pueden ahorrar un 20% de la factura energética, etc.

Ahora mis amigos han incorporado la eficiencia y la sostenibilidad a todas las áreas de su negocio y ofrecen unas tapas sostenibles que son la envidia del barrio. Vuestro paladar no lo notará pero el Medio Ambiente sí.

Más información en los siguientes enlaces: