No hay duda. Este es el verano de la movilidad eléctrica y la transformación energética.

La aprobación del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR) este mes de julio por parte de la Comisión Europea ha acelerado los procesos y las inversiones en este ámbito y ya no hablamos de futuro, sino de presente. Y de muchas siglas, así que vamos a situarnos.

Tras el MOVES III, el PREE y el Plan de Ayudas al Autoconsumo, llega el Moves Proyectos Singulares II.

El plan que el Gobierno, a propuesta del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, ha aprobado esta semana para completar y redoblar la apuesta de España por la movilidad eléctrica. Mejor dicho, para septuplicarla, porque multiplica casi por siete la inversión respecto a su edición anterior de septiembre de 2020, dotada con 15 millones de euros.

Ahora se destinan 100 millones procedentes del PRTR, cifra redonda para incentivar experiencias innovadoras relacionadas con el vehículo eléctrico y de pila de combustible.

Si en aquel momento se financiaron 25 proyectos innovadores, imaginad la magnitud de ideas que pueden aprovecharse de esta convocatoria.

 

¿Qué se entiende por un proyecto singular?

El Moves Proyectos Singulares II viene a complementar el programa Moves III del que os hablaba hace unas semanas, de impulso de la movilidad eléctrica y sostenible. Porque tan importante es la compra de vehículos eléctricos y la puesta en marcha de las infraestructuras necesarias, como avanzar en la investigación e innovación en este campo para seguir a la vanguardia.

Para entendernos, se trata de dos coches –eléctricos, claro- circulando por carreteras paralelas, que no se pueden descolgar la una de la otra.

Pero paremos la marcha y bajemos a la realidad: ¿qué se entiende por un proyecto singular?

Pues toda aquella idea en materia de movilidad eléctrica que presente un grado significativo de innovación y nos permita acelerar el salto tecnológico, pero preservando en todo momento la protección al medioambiente, puesto que todas deberán cumplir con el principio Do No Significant Harm, que en castellano significa no Causar Daño Significativo al Medio Ambiente, y que fue establecido por la Comisión Europea.

Aquí os dejo algunos ejemplos de los proyectos subvencionables:

  • Aplicaciones innovadoras de sistemas de Información (TICs) que conecten y comuniquen los vehículos eléctricos entre ellos y con las infraestructuras de recarga.
  • Nuevos desarrollos en sistemas de recarga de vehículos eléctricos que los hagan más accesibles y cómodos para el consumidor: recarga sin cables, recarga ultrarrápida, etc.
  • Redes inteligentes y sistemas bidireccionales de recarga para, por ejemplo, utilizar las baterías como generador de energía en los hogares o para suministrar energía a zonas aisladas del sistema eléctrico. Así, de paso, ayudamos también a luchar contra la despoblación, otro de los ejes que orientan las diez políticas palanca del PRTR.
  • Mejora de baterías: aplicaciones que permitan darles una segunda vida en proyectos de movilidad.

 

Quién puede beneficiarse y cuándo pedir las ayudas

A diferencia del Moves III, dirigido a particulares y autónomos además de empresas, del Moves Singulares II pueden beneficiarse empresas, universidades y centros de investigación y desarrollo, así como entidades del sector público institucional que tengan entre manos un proyecto innovador con una inversión mínima de 100.000 euros.

Las ayudas se podrán solicitar a partir de mediados de septiembre, cuando está prevista la publicación del extracto de la convocatoria en el Boletín Oficial del Estado (¡Ojo! Que una vez surta efectos, solo hay de plazo dos meses para presentar solicitudes).

Pero mientras, aquí tenéis las bases de la convocatoria para ir pensando proyectos, que las ideas ¡no se van de vacaciones!

Un empuje a la innovación

Es momento de innovar, pero, sobre todo, de llevar a la práctica esas ideas. Y de eso va Moves Proyectos Singulares II; de dar un empujón tanto a la movilidad eléctrica como a las empresas, universidades y grupos de investigación que trabajan en ella.

Como sabéis, el sector del transporte consume del orden del 42% de la energía final de España y reducir los impactos medioambientales asociados al modelo actual de movilidad es una de las líneas de acción del PRTR. Concretamente, de la componente 1, el llamado «Plan de choque de movilidad sostenible, segura y conectada en entornos urbanos y metropolitanos».

Es aquí, en la Componente 1, y en la denominada Inversión 2 (C1.I2)  del PRTR, donde se enmarca este Moves Singulares II, que contribuirá, como su hermano Moves III, al desarrollo de un ecosistema favorable para la fabricación del Vehículo Eléctrico y Conectado, PERTE VEC, que se aprobó el pasado 13 de julio.

Como veis, septiembre viene cargadito, así que aprovechad agosto para recargar pilas… yo también me tomaré un descanso. ¡Nos vemos a la vuelta!