¿Sabíais que en el año 2018 las energías renovables en nuestro país aumentaron hasta representar el 13,9% del total de energía primaria? Las cifras mejoran cada año, pero aún distan mucho de las deseables (al menos un 32% de cuota de energías renovables) establecidas por Europa para 2030. El principal objetivo de aumentar estas cifras, no es otro que la independencia energética y la búsqueda de energías sostenibles y limpias para todo el territorio. Y aunque las energías renovables tienen una distribución desigual en España, el sector eléctrico de nuestro país ha sido y es todo un referente en integración de renovables.

Por ello las líneas de ayudas promovidas por el Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico son tan necesarias en el proceso de transformación sostenible y deben funcionar como eje principal para solucionar el grave problema de dependencia energética en nuestro país. Un ejemplo de ello es la nueva Línea de Ayudas a la Inversión en Renovables que pretende impulsar con una inyección de 316 millones de euros, las instalaciones de renovables para la producción de energía tanto térmica como eléctrica. Hoy os contaré en qué consiste esta línea de ayudas, quién puede solicitarla y cómo debe hacerlo. ¡No perdáis detalle!

Tipologías de las actuaciones subvencionadas

Las tipologías de actuación se dividen en dos grupos, cada uno de ellos con sus particularidades específicas:

Generación de energía eléctrica con fuentes renovables

En este apartado se incluirían: proyectos fotovoltaicos, eólicos, de biomasa o gases renovables, destacando la innovación y el desarrollo de potencia renovable vinculada al almacenamiento o la producción de hidrógeno y las aplicaciones en autoconsumo.

Producción de energía térmica a partir de fuentes renovables

Los proyectos relacionados con la energía térmica incluiría: tecnologías como la geotermia, la energía solar térmica, la aerotermia ligada a instalaciones fotovoltaicas o la biomasa, principalmente centrados en el desarrollo de aplicaciones innovadoras en la industria y el sector servicios para lograr una reducción significativa de sus emisiones y un alto nivel de autoconsumo.

¿Quién puede beneficiarse de estas ayudas?

Las ayudas están financiadas por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) y se gestionan mediante convocatorias realizadas por el IDAE en cada Comunidad Autónoma. Pueden presentarse a las convocatorias quienes vayan a realizar un proyecto acorde con los diferentes criterios y tipologías que incluyen las bases reguladores de la línea de ayudas:

  • Personas físicas o jurídicas, públicas o privadas.
  • Comunidades de bienes.
  • Comunidades de propietarios
  • Agrupaciones de comunidades de propietarios y otras agrupaciones que puedan llevar a cabo la actuación de la ayuda.

En los siguientes enlaces podéis consultar el estado de las convocatorias en cada Comunidad Autónoma. Para generación de energía eléctrica y para producción de energía térmica.

Los criterios de puntuación son…

Principalmente hablaríamos de un criterio económico pero además los solicitantes de la ayuda pueden aumentar sus probabilidades gracias a otros tres criterios que le otorgarían un número mayor de puntos:

  1. Localización: por situarse en una zona de Transición Justa.
  2. Viabilidad Administrativa: proyectos con mayor avance en los trámites administrativos previos.
  3. Externalidades Positivas:
    • Técnico Económico: según el tipo de aplicación y el grado de innovación.
    • Organizativo: dependiendo del tipo de organización (participación ciudadana, comunidad de energías renovables, etc.)
    • Social-ambiental: si incluye sistemas de lucha contra la pobreza energética, impulso a sectores industriales estratégicos, etc.
    • Industrial y empresarial: industrias u otras actividades económicas específicas de cada región.

Para que estéis al día de todas las actualizaciones referentes a las Líneas de ayudas, haz clic, aquí encontraréis toda la información y las últimas novedades.

 

Una manera de hacer Europa.