¿Alguna vez os habéis parado a pensar cómo influye la incidencia del sol en nuestras casas? Estos días, en los que pasamos mucho tiempo asomados a las ventanas y balcones, notaréis verdaderamente la importancia que tiene el sol en nuestros hogares, ¿no es así?

Y es que la orientación de la fachada de nuestra casa tiene mucho que ver (más de lo que creemos) en el gasto de energía general, desde la calefacción, hasta algunos electrodomésticos.

¿Orientación norte o sur?

La pregunta no es tan sencilla como parece  y ante esta observación hay que tener en cuenta siempre la situación geográfica y el clima donde se encuentra la vivienda o futura vivienda. En España, los cambios de temperatura son muy diferentes en cada región, con climas más cálidos en el sur, y más frío y menos horas de luz en el norte.

Por ejemplo, si la casa se encuentra en un lugar donde los inviernos no son fríos, sino más bien cálidos, y los veranos muy calurosos; la mejor opción sería orientarla hacia el norte. De esta forma mantendremos una temperatura estable durante el día, sin llegar a temperaturas extremas.

¿Conclusión? En el norte de España, Asturias o el País Vasco por ejemplo, se buscará en las casas una orientación sur, al contrario que en Andalucía, donde necesitan refrescar más la vivienda, por lo que aquí será deseable una orientación norte o este.

  • Orientación este: La luz que entrará en la casa lo hará a primera hora de la mañana. Y aunque por la mañana se calentarán las estancias, a medida que pasa el día, la casa irá enfriándose. Orientación recomendada para: salones, despachos, habitaciones…
  • Orientación oeste: En este caso es al contrario, la luz empieza a percibirse en las habitaciones a partir del mediodía hasta entrada la noche. Aquí como la casa se ha calentado durante toda la tarde, las noches no serán tan frías como la orientación este.

Incidencia solar casa

La luz natural, foco de energía sin gasto

La luz natural nos proporciona iluminación y calor sin coste alguno, ¡aprovechémosla! Estos días muchos están de limpieza, ordenando armarios… Aprovecha también esos momentos para despejar zonas dejando que entre claridad en todas las estancias, no obstaculices la entrada de luz.

Y por el día, sobre todo ahora que pasamos tanto tiempo en casa, aprovecha las horas de sol, sube persianas y abre cortinas para aprovechar al máximo la luz natural y evitar encender luces sin necesidad. Sobre todo, en el caso de trabajar desde casa y con el ordenador. Buscar una zona con la mayor luz posible y una buena ventilación será bueno para nuestra mente y nuestro bolsillo.

Estos días, aprovecha para reorientar los muebles de casa

El salón o la cocina son los lugares donde pasamos la mayor parte de nuestro tiempo, por ello es importante que éstas sean las estancias que más horas de sol reciban, y aunque la cocina no suele necesitar calefacción, sí que es muy positivo que tenga mucha luz, porque así encenderemos menos las luces artificiales.

¿Y los dormitorios? En este caso la mejor orientación para estas estancias es al norte, ¿por qué? os estaréis preguntando. Muchos estudios afirman que es muy beneficioso para la salud debido a la influencia de los campos terrestres.

Os animo a que estos días de confinamiento aprovechéis para despejar estancias, hacer limpieza y mover algún que otro mueble durante la cuarentena.

A tener en cuenta…

  • Desgaste del suelo y muebles donde la luz sea directa muchas horas.
  • En invierno o en épocas de frío, por las noches baja persianas y revisa ventanas para que no se escape el calor. Por el día si hace sol, puedes ventilar las estancias, dejando también que entre algo de calor.
  • En verano, la casa será muy calurosa: presta atención a los toldos, las cortinas y persianas para dar sombra a las estancias.

Aislamiento térmico del edificio

Lo primero que debemos tener en cuenta es que cuando una vivienda tiene un mal aislamiento va a necesitar un mayor gasto de energía. Por eso la rehabilitación de edificios que se están quedando obsoletos en materia de ahorro energético es tan importante para vivir de forma eficiente.

Aunque ahora mismo esta rehabilitación sea casi imposible debido a la situación actual, sí que podemos informarnos y tenerla en cuenta para un futuro. Si estáis pensando o tenéis la posibilidad de invertir y rehabilitar la casa o parte del edificio, os interesa el programa PAREER gestionado por el IDAE, para rehabilitación de edificios y no lo dudéis a la larga esta inversión se traduce en un menor gasto en las facturas; y es que conseguir un buen aislamiento de fachadas, ventanas y cerramientos exteriores en casa, puede suponer por ejemplo un ahorro de hasta un 30% en aire acondicionado y calefacción.

¿Cuáles son los beneficios del aislamiento térmico en una casa?

  • Se reduce de forma considerable la factura energética.
  • Aumenta el bienestar y confort de los usuarios de la vivienda.
  • Se evita en gran medida las emisiones de gases efecto invernadero.
  • Se eliminan las condensaciones y se mejora el aislamiento acústico.

¿Durante el confinamiento? Puedes hacer un repaso a todas las ventanas de la casa, puertas…. Cada pequeño gesto puede marcar la diferencia estos días para que no dejemos escapar la energía.