El Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDAE), centro adscrito al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, organizó, el pasado 16 de septiembre, una jornada sobre ‘Comunidades Energéticas: participación ciudadana en la transición energética’ en las instalaciones de la Cooperativa Eléctrica Enercoop, en Crevillent (Alicante). A la clausura del acto, acudió la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, que aprovechó la ocasión para anunciar una nueva línea de ayudas públicas, en el marco del Plan de Recuperación, Transformación Resiliencia (PRTR) del Gobierno, precisamente para impulsar las comunidades energéticas.

Teresa Ribera explicó que estas líneas de ayuda subvencionarán todas las fases de creación de una comunidad energética, desde la orientación inicial y la identificación de socios hasta la subvención de proyectos en comunidades. Además, acelerarán la transición energética, situando al ciudadano en el centro del sistema e impulsando el impacto local positivo de esta transformación.

PARTICIPACIÓN CIUDADANA EN LA TRANSICIÓN ENERGÉTICA

Durante la jornada, a la que asistieron más de 150 personas de forma presencial y alrededor de 500 a través de la retransmisión virtual, se analizó el papel activo de la ciudadanía en la transición energética.

La secretaria de Estado de Energía, Sara Aagesen, durante su intervención, apuntó que “España está inmersa en un profundo proceso de transformación de su sistema energético” y explicó que el nuevo modelo se puede describir como de “las 4 D’s: descarbonización, digitalización, descentralización y democratización de la energía”. En este escenario, “el contexto está claro: la participación ciudadana es una apuesta clave de nuestra política energética y nuestro país tiene un alto potencial para ello”.

El director general de IDAE, Joan Groizard, añadió que este nuevo plan de ayudas impulsa un modelo de despliegue de renovables, de eficiencia energética, de movilidad o de gestión de la energía donde la ciudadanía está en el centro, “porque forma parte de la toma de decisiones y forma parte de los beneficios que genera la transición energética”. Además, explicó que para hacer viable el ecosistema de apoyo presentado “aportamos apoyo económico y apoyo jurídico, con materiales, recursos y conocimiento”.

La jornada ‘Comunidades Energéticas: participación ciudadana en la transición energética’, organizada por IDAE en Crevillent

 

La apertura del evento contó con la participación del alcalde de Crevillent, José Manuel Penalva, y el presidente del Grupo Enercoop, Guillermo Belso, quienes coincidieron en resaltar el recorrido llevado a cabo por la Cooperativa Energética de Crevillent en la puesta en marcha de su comunidad energética COMPTEM, convertida en un referente nacional.

Por su parte, el conseller de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo de la Generalitat Valenciana, Rafael Climent, que también participó en la apertura, aprovechó su intervención para anunciar que Crevillent acogerá el I Congreso Nacional de Comunidades Energéticas. Organizado con el apoyo de la Generalitat Valenciana, el Ayuntamiento de Crevillent e IDAE, congreegará a los principales expertos del sector en la primavera del 2022.

CONTEXTO EUROPEO

En la primera ponencia, el director general de Energía de la Comisión Europea, Antonio López-Nicolás, recordó el objetivo de la UE de reducir en un 55% sus emisiones contaminantes en el horizonte 2030. Para ello, es necesario incrementar la cuota de generación renovable, por lo que la transformación del sistema energético es esencial. En este escenario, destacó que “la participación ciudadana es clave no sólo para desarrollar renovables adicionales y contribuir así a lograr los objetivos sino también para revertir una parte del beneficio de este desarrollo energético entre la ciudadanía”.

El CEO de SEAI, la Agencia Irlandesa de la Energía, William Walsh, expuso el caso de éxito irlandés que, en 2019 y tras destinar 140 millones de euros para la transición energética, logró 32 millones en ahorros de costes y evitó la emisión de 130.000 toneladas de CO2. Entre las medidas puestas en marcha se encuentra la implementación de 57 proyectos de comunidades energéticas en el país.

COMUNIDADES ENERGÉTICAS Y ADMINISTRACIONES PÚBLICAS

En esta mesa redonda, diferentes administraciones públicas compartieron sus experiencias en la puesta en marcha de proyectos de comunidades energéticas.

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, presentó el proyecto de la Comunidad Energética Mercazaragoza, que es la primera en instalarse en una única referencia catastral, cubriendo el polígono industrial. Cuenta con un despliegue de instalaciones fotovoltaicas que suman 5,64 MW de potencia instalada, suficiente para el consumo propio de la comunidad y de las 30 empresas adheridas.

La directora general del Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (IVACE), Julia Company, detalló el Plan de Fomento de las Comunidades Energéticas Locales en esta comunidad, que tiene como fin crear una red de comunidades energéticas que integre administraciones públicas, empresas tecnológicas, agentes de dinamización social, empresas distribuidoras, comercializadoras y demás agentes que den soporte a la formación y funcionamiento de las comunidades energéticas locales. El objetivo de la Comunitat Valenciana a 2030 es que el 100% de los municipios disponga, como mínimo, de una comunidad energética local.

El alcalde de Riba-Roja del Turia y vocal del Consejo de Gobierno de la Red Española de Ciudades por el Clima de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Robert Raga, puso en valor el papel de la cooperación en el impulso a las iniciativas de participación ciudadana y destacó la labor que desarrolla la Red Española de Ciudades por el Clima.

Por su parte, el consejero de Sostenibilidad y Transición Ecológica del Gobierno de La Rioja, Alejandro Dorado, presentó el programa de comunidades energéticas renovables en núcleos de población sin conexión a la red eléctrica del Gobierno de La Rioja, que utiliza energía solar para abastecer las necesidades energéticas de los hogares y el alumbrado público en 11 pequeñas poblaciones en riesgo de despoblación.

La directora general de Medio Ambiente de la Diputación Foral de Guipúzcoa, Mónica Pedreira, expuso cómo se impulsa esta participación ciudadana en Guipúzcoa. En la actualidad, hay comunidades energéticas funcionando bajo un modelo público-social, en el que la administración cede las cubiertas de edificios municipales para el aprovechamiento energético. En poblaciones más grandes y con cooperativas, se desarrollan otras instalaciones de generación solar en suelo con hasta 1 MW de potencia.

Por último, la directora general de Industria, Energía y Proyectos Estratégicos del Gobierno de Navarra, Uxue Itoiz, mostró el plan energético de Navarra que cuenta con líneas específicas de autoconsumo y almacenamiento. Actualmente, impulsan económicamente iniciativas y acompañan y asesoran a las comunidades energéticas que surgen en la comunidad. Itoiz adelantó asimismo que su administración organizará, el 16 y 17 de noviembre, un congreso sobre comunidades energéticas en Pamplona.

INICIATIVAS PARA LA PROMOCIÓN Y CREACIÓN DE COMUNIDADES ENERGÉTICAS

La última mesa dio voz a diferentes entidades y agentes del sector energético, que analizaron el presente y el futuro de las comunidades energéticas.

La responsable del área de Justicia Climática y Energía de Amigos de la Tierra, Cristina Alonso, quiso compartir los resultados de un informe que pone el foco en la gran potencialidad de las comunidades energéticas. El presidente de Unión Renovables, Alfonso García, destacó que su organización cuenta con 21 cooperativas renovables en todas las comunidades autónomas, centradas no solo en la comercialización de energía eléctrica sino también en su distribución.

Desde las asociaciones ASEME y CIDE, a través de su secretaria general, Irene Bartol, y su director general, Leonardo Hervás, respectivamente, pusieron en valor el papel de las distribuidoras, que no solo aportan soluciones sobre aspectos clave del funcionamiento de la red, como son la gestión de la demanda y la gestión de datos, sino que operan la red de forma eficiente y garantizan la seguridad y calidad del suministro.

La jornada se puede ver íntegramente en el canal de YouTube del Ministerio.