Lo prometido es deuda. Tal y como anunció el Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico el pasado mes de julio, a finales de septiembre se ha abierto la segunda edición del Programa MOVES Singulares, 100 millones de euros para impulsar proyectos innovadores en el ámbito de la movilidad eléctrica.

Esta nueva edición, que cuenta con un presupuesto un 85% superior que la primera edición y que forma parte del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR), diseñado por el Gobierno para articular los fondos europeos Next Generation EU, tiene como objetivo incentivar proyectos tecnológicos que permitan la madurez y faciliten la comercialización del vehículo eléctrico y la pila de combustible en España.

Pueden beneficiarse todo tipo de empresas, con independencia de su tamaño, así como universidades, centros de investigación y desarrollo o entidades del sector público institucional. Hasta el 25 de noviembre pueden presentar su iniciativa en la Sede Electrónica del Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDAE), que es el organismo que gestiona esta línea de ayudas.

 

ÉXITO EN LA PRIMERA EDICIÓN DEL PROGRAMA

En la primera edición de MOVES Singulares se eligieron 25 proyectos del total de 130 que solicitaron las ayudas. Las subvenciones, que en aquella edición ascendían a 15 millones de euros, se otorgaron tras la valoración de un Comité Técnico constituido por representantes de MITECO e IDAE, así como por asesores expertos de otros departamentos ministeriales.

Entre las iniciativas seleccionadas, figuraba el proyecto para el desarrollo de un catamarán electrosolar destinado al transporte de pasajeros, con capacidad para cerca de 150 personas; una iniciativa en Mérida que presentó un proyecto para la puesta en marcha de un Centro de Servicio para la Movilidad Sostenible, con servicios de asesoramiento sobre modelos de movilidad para usuario-empresa; prueba y venta de vehículos alternativos; servicios de rentacar y car-sharing sostenibles; instalación de 12 puntos de recarga rápida (con electricidad solar), así como soluciones energéticas y de movilidad para el cliente particular.

MOVES Singulares I también incluía proyectos de gestión integrada que contemplaran cambios en el modelo de movilidad y en la configuración de ciudad. Bajo esta premisa, desde la Administración Pública se presentaron iniciativas que incluían la peatonalización de zonas del centro de municipios, la renovación de flotas de autobuses de transporte público urbano a vehículos eléctricos, la instalación de puntos de recarga, la creación de aparcabicis y estaciones de servicio de bicicleta pública, así como lanzaderas hacia los principales centros de actividad de las ciudades. Además, del reparto de mercancías con vehículos eléctrico en las ciudades, liberando espacios urbanos destinados a carga y descarga para otros usos y facilitando la movilidad y la accesibilidad peatonal.

LA MOVILIDAD ELÉCTRICA, CLAVE EN EL PLAN DE RECUPERACIÓN

Esta nueva línea de ayudas se repartirá en régimen de concurrencia competitiva y contribuirán a alcanzar los hitos fijados en el “Plan de choque de movilidad sostenible, segura y conectada en entornos urbanos y metropolitanos” del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

En concreto, MOVES Singulares II se vincula con la Inversión 2 de la Componente 1 de esta Plan, que contempla un “Plan de incentivos a la instalación de puntos de recarga públicos y privados, a la adquisición de vehículos eléctricos y de pila de combustible y líneas de impulso a proyectos singulares y de innovación en electro movilidad, recarga e hidrógeno verde para favorecer la movilidad eléctrica”.

Este fomento de la movilidad eléctrica es una de las líneas de intervención de movilidad limpia, que contará con actuaciones lideradas por el Ministerio de Transición Ecológica y el Reto Demográfico y por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. Ambos departamentos trabajarán juntos para impulsar el cambio modal y para definir e implementar zonas de bajas emisiones en municipios de más de 50.000 habitantes, de acuerdo con la Ley de Cambio Climático y Transición Energética. Además, se incentivará el transporte público y la movilidad a pie y en bicicleta en todo el territorio.

 

EL CONTAMINANTE Y DEPENDIENTE SECTOR DEL TRANSPORTE EN ESPAÑA

El sector del transporte consume el 42% de la energía final de España. Más de la mitad de este consumo se concentra en entornos urbanos y metropolitanos. La mayoría del transporte depende de los hidrocarburos, recurso fósil casi inexistente en España, lo que implica una importante dependencia energética del exterior y de los precios de los mercados internacionales. Esto se suma al deterioro de la calidad del aire ligado a las emisiones asociadas a la combustión de los carburantes y a su efecto en la salud y en el calentamiento global.

Para reducir los impactos asociados al modelo actual de movilidad, este «Plan de choque de movilidad sostenible, segura y conectada en entornos urbanos y metropolitano» del Plan de Recuperación del Gobierno constituye uno de los elementos esenciales para el desarrollo de los territorios y la cohesión social y territorial, así como para el incremento de la productividad, la mejora de la competitividad y la capacidad de exportación de la economía.